Blogia
Recolectora de poesias

A el corazón

A el corazón 

Tendré que negarte mis ojos
para no sentir el peso de tu inclinación.

Eres el lugar de antiguas memorias,
la habitación interior del hombre completo.
Todo emerge de ti… de modo
que nada se circunscribe para el hondo profundo
de tu esencia inescrutable.

De una forma furtiva, tras celosías…
estas acariciando miríadas de pensamientos
que vienen a la luz en error.
Pensamientos con los que la mente contiende.

El momento, en el que te derrites
ante una cosa pavorosa,
y el anhelo vehemente te atraviesa …
por aguas impetuosas la haces caminar a el alma.
Por laberintos divagan los instantes.

En tu frágil derrotero, podrá transgredir una tentación,
todos los caminos externos por donde discurres,
si estas irresoluto; pues la fuerte traición que eres tu…
escapa de las manos del que te niega su rostro.



Israel W Borges, 2008


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Anónimo -

Exelente poema. Muy honda filosofia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres