Blogia
Recolectora de poesias

Los cuervos que graznan por la tarde

 

Doradas nubes bañan la muralla.

Los negros cuervos graznan sobre sus nidos,

nidos en los que quisieran descansar.

En tanto, la joven esposa suspira, sola y triste,

sus manos abandonan el telar,

sus ojos están fijos en la azul cortina del cielo,

cortina que parece separarla del mundo,

como la leve niebla oscurece el río.

Está sola: el esposo viaja por países lejanos;

todas las noches está sola en su alcoba.

La soledad le oprime el corazón,

y sus lágrimas, como fina lluvia, caen en tierra.

Li Po

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres